Los nuevos cambios que trae la industria de las aerolíneas son tratar de unir vuelos, conexiones y sobre todo sobre vender destinos para garantizar una estabilidad, reducción de sus flotas y empezar a operar de forma más económica, recuperar la confianza de los viajeros y evitar nuevos contagios, pero lo duro será que las personas deseen viajar fuera de los países, que es el negocio fuerte de las aerolíneas.


IATA  ha propuesto nuevas normas para viajes, mascarillas, medidas y sobre todo revisión de pasajeros, hasta un pasaporte de inmunidad.
Los vuelos van ser pocos en ámbito turístico, causando pérdidas millonarias a la industria del comercio de hoteles, restaurantes, rentadoras, agencias de viajes, muchos catalogan que 2020 va ser un año de pérdidas globales, en 2021 esperan reanudar el turismo pero ya no será igual.


El nuevo turismo ya no será de viajes al extranjero, sino el mismo sector va impulsar a vender  turismo a lo locales, será más fácil decir ya no tenemos Covid19 en x país a tratar de vender turismo en Europa a Chilenos, miles van quedar desempleados, se avecina una gran recesión, el turismo va ser el inicio de una gran recesión como la de Estados Unidos en 1929, miles de negocios van empezar a ofertas locales, como hoteles y playas.

Las aerolíneas tendrán que fusionarse con otras para poder sobrevivir a poder cubrir vuelos y capitales, ya Delta empezó algo con LATAM es momento de unirse, no de competir con precios, si imaginas que los precios van bajar no es así, van vender vuelos más caros para garantizar el costo operativo, sino causara default, operar sin ganancias y solo generar gastos y pagos de salarios.
Miles de viajeros van necesitar esperar unos varios meses hasta que el Coronavirus será erradicado con vacunas, y eso se espera hasta el próximo año, hasta en ese momento van empezar a reanudar la confianza de irse de vacaciones de nuevo al extranjero.